Literofilia
Ciudad de Cipotes
Todos los caminos conducen a Ítaca
Por María del Mar Obando | Ilustración Héctor Gamboa
09/07/2017

Si realizáramos un viaje al inicio de nuestra tradición literaria, desembarcaríamos frente a dos enormes libros: La Ilíada y La Odisea. Escritos hace más de 3000 años, ambos marcaron el inicio de las historias sobre hazañas, héroes, triunfos y tragedias de mayor influencia para la cultura occidental.

Sobrevivientes a millones de lecturas y lectores, los personajes de aquellos lejanos lugares se vuelven a repetir en otros miles de libros que mantienen nuestro interés por la condición humana. Por esta razón, el libro Ítaca escrito por el nicaragüense Alberto Sánchez Argüello nos regresa, mediante un Ulises niño a una travesía que va desde la realidad a la fantasía de un protagonista que conoce la historia original y aprovecha los recreos para contársela a sus compañeros.

 

Para el Ulises de siete años, Ítaca es un sueño hacia el que debe dirigirse acompañado por sus juguetes y donde se encontrará con una Circe que convierte a los niños en balines, sirenas a las que su pequeño minotauro desea escuchar cantar, un capitán Nemo extraviado y una gran ballena blanca que huye de marineros enojados.

 

No en vano, esta amalgama entre clásicos que construye el autor lo hizo merecedor del premio al II Concurso Centroamericano de Literatura Infantil 2015 convocado por la organización ¡Libros para Niños! Que contó con el apoyo del Goethe-Institut y el gobierno de Suiza a través de la Cooperación Suiza para el Desarrollo.

 

A través de la narración de Alberto Sánchez y las ilustraciones de Dorota Wünsh, el libro le muestra a grandes y pequeños que Ítaca puede ser un sueño, una meta, un deseo o cualquier lugar al que se dirija nuestra humana inquietud.

 

© Literofilia Ltda. • Diseño y programación:Tormenta Cerebral • © Nimbus 1.0